domingo, 29 de julio de 2018

¡Este muerto está muy vivo!


                                  Resultado de imagen de este muerto está muy vivo


Y si no que se lo digan a la población de USA en The Walking Dead, la serie lleva ya 8 temporadas y no parece que vaya a acabar nunca.

Bien es sabido que al ser humano siempre le ha obsesionado la idea de no envejecer, y aunque aún no hemos conseguido encontrar esa pócima mágica que nos permita ser jóvenes eternamente (a los hechos me remito viendo casos como Cher o Meg Ryan), sí parece que hemos encontrado a través de las nuevas tecnologías la manera de mantenernos vivos, aunque sea en esencia.



Y es que, además de no envejecer, otro de nuestros mayores miedos es a la muerte, y lo que ello conlleva: ser olvidados. Tememos tanto al olvido que algunos por ejemplo no se han llegado a ir nunca, como pueden ser los casos de Elvis o Hitler.

Resultado de imagen de walt disney
Walt Disney - Wikipedia

Y sin ir más lejos, y al alcance de algunos pocos, tenemos también la opción de la criogenización. Mi generación ha crecido viendo películas de Disney creyendo que su creador, Walt Disney, está criogenizado, aunque parece ser que fue un bulo y que lo incineraron a los pocos días de su fallecimiento. Sinceramente, creo que si Walt despertara y viera que ahora todos los dibujos se hacen por ordenador, igual preferiría volver a echarse otra cabezadita. Es lo que tiene volver a la vida después de tanto tiempo.


Otra forma de mantener a los famosos con vida y poder seguir disfrutando de ellos es a través de los hologramas: Whitney Houston, Tupac Shakur o el mismísimo Michael Jackson ya saben lo que es eso. Únicamente es necesario que los herederos cedan los derechos de imagen para que estas celebridades sigan entre nosotros. Del polvo vienen, en hologramas se convertirán.


Imagen relacionada
Holograma Tupac Shakur - Foto: Getty

Para aquellos que no puedan permitirse contar con un holograma personalizado, no os preocupéis, Facebook y Twitter ya ofrecen soluciones. Por ejemplo en el caso de Facebook, la página del fallecido puede ser gestionada por su heredero, y convertirse así en una cuenta homenaje (la página es marcada como “Memoria”). 
Según Webpage FX, en Facebook, cada día 10.000 personas ya fallecidas son etiquetadas en fotografías, reciben felicitaciones por su cumpleaños o una solicitud de amistad… 

En Twitter la cuenta de un usuario se mantendrá activa  hasta seis meses después de que se reporte la muerte. Sin embargo en Pinterest nunca se desactiva la cuenta y con Google permanece activa nueve meses si se reporta la muerte o bien el tiempo que haya estipulado el usuario con la herramienta de gestión de cuenta inactiva (Google permite hacer un testamento).
El nombre de usuario de la persona fallecida puede pasar a otro internauta en Facebook. Por contra, en Twitter, Pinterest y Google nadie podrá usar nuestro perfil si fallecemos.

Si queréis más información de cómo se gestionan nuestros perfiles las distintas redes sociales tras nuestro fallecimiento, podéis echar un vistazo a la siguiente infografía: What happens to your online presence when you die? 
    
Resultado de imagen de eternime
Foto: eterni.me

                        
Si aún así os resistís a abandonar este mundo, la web eterni.me propone que un bot coja el relevo de tus redes sociales y siga publicando por ti. La aplicación estudia tus gustos, tus comentarios, tus fotos y a partir de ahí crea un avatar que mantendrá tu presencia en las redes. 

Más de 40.000 personas ya se han suscrito.

Sea como sea, ojo con los servicios que contratáis y recordad leer siempre la letra pequeña, no sea que os encontréis con casos como el de PayPaldonde se considera que la muerte incumple la normativa de la empresa y podrían tomar medidas legales.